Acepto usar cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
hiking-690479_1920.jpg

Recomendaciones para el buen senderista

El senderismo es un ejercicio aeróbico de larga duración donde los músculos trabajan a media intensidad durante un período prolongado de tiempo. Para llevar acabo esta práctica deberemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1.- El calzado es lo más importante en el equipo de un senderista:
Un calzado adecuado es la base de todo, jamás se te ocurra estrenar calzado el día que tienes una ruta larga y mucho menos una travesía de varios días. Así mismo, ten mucho cuidado si te vas a calzar unas botas viejas que hace años que no utilizabas, pues además de que se te puede romper, te pueden causar una serie de rozaduras.
Las botas de montaña deben ser ligeras, cómodas y fuertes, con los tobillos siempre bien protegidos. El gore-tex, es un material que impide que el agua o la nieve derretida, penetre dentro de la bota, este material no necesita mantenimiento y es impermeable.
Usa sólo las botas durante la ruta, el trayecto previo y posterior en coche conviene realizarlo con un calzado cómodo o incluso con chanclas que te mantendrán los pies frescos y relajados.

2.- Es muy conveniente llevar unos calcetines de repuesto:
Es importante que los calcetines no lleven costuras, relieve y que no sean muy grandes para evitar las fastidiosas ampollas. Es recomendable utilizar calcetines de lycra que expelen el sudor y mantienen el pie seco.
Unos calcetines de buena calidad y no demasiado viejos son tan importantes como las botas.

No te olvides cortarte las uñas de los pies antes de una ruta larga o de gran desnivel de lo contrario en las bajadas veras las estrellitas a cada paso ó directamente perderás mas de una uña o las dejarás machacadas.

3.- Llevar siempre una vestimenta adecuada:
Debemos llevar ropa que nos proteja del frío, del viento y de la lluvia o de la nieve, aunque por la mañana al salir de casa luzca el sol, pues en alta montaña el tiempo cambia muy deprisa y nos podemos ver sorprendidos por una tormenta, nevada o ventisca.
Entre los meses de octubre a mayo e incluso en verano para rutas de varios días deberíamos llevar siempre un chubasquero en el fondo de la mochila que no pesa nada y apenas ocupa espacio. Si vas a ir a una zona nevada no te olvides del gorro de lana, gafas de sol, protección solar, guantes, braga, un buen forro polar y ropa de abrigo en general.
Obviamente en verano no te puede faltar la gorra, bañador, gafas de sol, protección solar.
La vestimenta más adecuada es aquella que sea ligera, amplia y que permita libertad de movimientos. Las camisetas deberían ser siempre transpirables.

4.-Gafas de Sol:
Imprescindibles en montaña, asegúrate que tengan un alto nivel de protección contra las radiaciones ultravioletas. Unas gafas con un buen nivel de protección rayos UVA y polarizadas no tienen por qué ser tan caras. Conviene llevar un segundo par de repuesto, sobre todo en terreno nevado de montaña.

5.-El botiquín debe formar parte de tu mochila:
Deberíamos llevar un pequeño maletín o bolsita que contenga unas pinzas, tijeritas, gasas, tiritas, vendas, esparadrapo, material para curas como: aguja e hilos para tratar ampollas, paracetamol, colirio, betadine, agua oxigenada, ibuprofeno, unas tobilleras.

Las personas que padezcan de problemas de rodillas deben llevar también rodilleras y un par de bastones para amortiguar las bajadas y quien padezca de problemas de espalda una faja con ballena que nos ayude a sobrellevar mejor el esfuerzo extra que supone cargar con la mochila.

6.-Llevar una buena mochila de montaña y correctamente ajustada a la espalda es fundamental:
Es muy importante llevar todo lo necesario en la mochila y debemos dosificar el peso al máximo, porque cada kilo que llevemos de más se nos convierte en una losa en travesías largas.

El tamaño de la mochila que decidamos utilizar dependerá fundamentalmente de la duración de la salida. Normalmente si ésta es de un día, como suelen ser la mayoría de nuestras salidas, la mochila debería ser pequeña o mediana pero con suficiente espacio para albergar todo lo que se requiera. Para que sea más agradable de llevar es preferible que la espalda sea acolchada y que el cinturón sea ancho y también acolchado, al menos por los costados, hoy en día en las tiendas especializadas se pueden encontrar mochilas anatómicas muy cómodas por precios bastante asequibles.

7.-Instrumental imprescindible:
Entre otras cosas deberíasmos añadir a nuestra mochila los siguientes utensilios básicos: Linterna ó frontal, navaja Suiza, muy útiles, especialmente las que traen cubiertos añadidos, chubasquero, camiseta interior de repuesto, móvil (con la batería bien cargada desde la noche antes de salir), silbato muy útil en caso de pérdida o accidente, clínex, guantes, pasamontañas ó braga polar y gorro de lana (fundamentales en Invierno e incluso en verano para rutas de alta montaña), bebida (mejor sin gas) y comida suficientes. Por último, dinero (en metálico).

8.-Instrumental recomendable pero no imprescindible:
Gorra o bandana, gafas de Sol (imprescindibles en rutas de alta montaña), bastón/es de senderismo, cámara de fotos que podemos llevar enganchada en la trabilla de la mochila, saco de dormir y aislante (en caso de tener previsto hacer noche), botiquín en el que núnca deben faltar: venda elásticas y/ó tobillera + “spray” o pomada tipo “réflex”, cordones de repuesto, pilas de repuesto en caso de llevar cámara digital o GPS, crema protectora, pequeños mosquetones en la trabilla de la mochila que nos pueden resultar muy útiles para colgar cualquier cosa que necesitemos llevar a mano, sandalias de velcro.